Recientemente y con exitosos resultados, se llevó a cabo en este centro médico, el tercer procedimiento neurointervencionista. El caso, que consistió en el tratamiento de un grave aneurisma, fue dirigido por el Dr. Franco Cárdenes, especialista en Neurocirugía y Neurointervencionismo.

Pero, ¿qué significa Neurointervencionismo? El propio Dr. Cárdenes lo define como la posibilidad de tratar una patología neuroquirúrgica, intracerebral o medular, a través o mejor dicho, por dentro de las arterias, utilizando un fino catéter. “De esta manera, aprovechando el alcance tecnológico que brinda un angiógrafo, se coloca, ya sea un dispositivo para darles forma o mantenerlas abiertas. O bien, aplicando una sustancia que, para determinadas patologías, tumores o malformaciones, en términos fáciles de entender, las tape por dentro. En esto consiste, a grandes rasgos, la cirugía neurointervencionista”, explicó.

Puntualmente, el exitoso caso que se llevó a cabo días atrás, consistió en el tratamiento o embolización de un importante aneurisma cerebral. La paciente, de 55 años, ingresó al sanatorio con una severa hemorragia cerebral. Inmediatamente, utilizando esta técnica, se colocaron diminutos hilos de platino, conocidos como ‘coils’, por el interior de las arterias, los cuales rellenaron u ocluyeron al aneurisma con el objetivo de evitar una ruptura, eliminando la posibilidad de una hemorragia mucho más grave. Cabe destacar que bajo esta técnica, el 98% de los casos resulta curativo.

“Hoy, la paciente se encuentra de alta en su domicilio, en plena recuperación y sin secuelas físicas de importancia”, relató el profesional.

Este caso se suma a otros dos que también se realizaron en Sanatorio Junín con resultados positivos. Así lo detalla el especialista, “Anteriormente, tratamos otro aneurisma mediante la colocación de un stent diversor de flujo. De esta manera, se remodeló el interior de la arteria, haciendo que la sangre fluyera a través del dispositivo, evitando que salga hacia el aneurisma. Así, logramos que la arteria, con el tiempo, sanara”.

Y continuó, “el otro procedimiento se realizó en un paciente de 16 años, quien había sufrido una hemorragia cerebral producto de una malformación arteriovenosa de carácter congénito. Así, en varias sesiones, se fue colocando una sustancia por dentro de la arteria que fue sellando a la protuberancia, anulando el circuito de sangre”, amplió.

Por otra parte, cabe señalar que a través de la neurocirugía endovascular también se pueden tratar como malformaciones, tal es el caso de las fístulas cerebrales o medulares. También es una opción viable para algunos tumores cerebrales que se pueden tratar con este procedimiento. El Dr. Cárdenes explicó que en este caso, el tratamiento es transitorio, ya que se trata al tumor previo a la cirugía, con el beneficio de que no sangre o bien, tenga un flujo de sangre mucho mejor, reduciendo así, el riesgo de morbilidad por la pérdida de sangre.

Y en el caso de malformaciones, el especialista explicó que cuando queda algún resto que no se puede tratar por embolización por ser algo muy pequeño,  se puede sugerir una radiocirugía que terminará de curar la patología.

El Dr. Cárdenes también detalló que existen otras patologías que también se pueden diagnosticar a través del Neurointervencionismo. Tal es el caso de ciertos tumores de hipófisis, una pequeña glándula en la base del cerebro. Los cuales, se pueden detectar tomando una muestra de sangre desde el plexo carotídeo (alrededor de la arteria carótida) dentro del seno cavernoso del cráneo.

El profesional resaltó que si bien se trata de un procedimiento invasivo, éste se realiza con extrema cautela, apegándose en todo momento a todos los protocolos con el objetivo de reducir al máximo los riesgos que este tipo de intervenciones puedan implicar. “En comparación a la cirugía, podemos resaltar la reducción del tiempo de recuperación del paciente. También podemos decir que no deja una cicatriz evidente a nivel craneal. Además, el hecho de abrir el cráneo ya conlleva otro tipo de riesgos a considerar relacionados con la herida”, advirtió.

Finalmente, el Dr. Cárdenes dejó un mensaje a la comunidad: “Son procedimientos que orgullosamente realizamos en Catamarca y con el mismo nivel de calidad que se realizan en otras provincias como Córdoba o Tucumán. No son necesarios los largos y costosos trayectos a otros centros médicos para su tratamiento. Además, contamos con el mayor respaldo tecnológico y humano. De esta manera, se podría decir que el 90% de las patologías antes descritas, se pueden diagnosticar y así, recibir el tratamiento adecuado”, concluyó.

 

Información y turnos:

Ala Oeste / 1° piso

Tels. (0383) 4457666 / 4458300 / 4457500 interno 221

Turnos WhatsApp: 383 490-4888 (mensaje de texto)

Facebook
YouTube
INSTAGRAM