Días atrás, se llevó a cabo, en la sala de Hemodinamia de Sanatorio Junín, un implante percutáneo de válvula aórtica (TAVI, por sus siglas en inglés).
Si bien, en Catamarca anteriormente ya se habían realizado varios procedimientos de estas características, la particularidad de este caso, consistió en que el reemplazo de la válvula se realizó por una mínima punción desde la axila del paciente.
El procedimiento fue realizado por el equipo de Cardiología Intervencionista, dirigido por la Dra. Lorena Villagra y que contó con la valiosa participación del Dr. Oscar Mendiz, Jefe del servicio de Cardiología Intervencionista de Fundación Favaloro.
Cabe señalar que esta novedosa técnica es una opción recomendada para pacientes que no cuentan con accesos vasculares o simplemente, arterias en buenas condiciones en la ingle, habitual acceso para los implantes percutáneos, por lo que se deben buscar alternativas, algunas de ellas de carácter quirúrgico, como la punción directa en la aorta mediante una incisión en el pecho; el corte en la arteria subclavia, la cual se ubica en por debajo de la clavícula; el corte en la arteria carótida o bien, a través de este novedoso método, mediante el cual, a través de un simple pinchazo y una sutura desde el exterior de la axila, se puede acceder al corazón. “De esta manera, la paciente tuvo una mínima invasión y el cambio de la válvula fue impecable. Tal es así, que la paciente tuvo el alta médica a las 24 horas”, manifestó el Dr. Mendiz.
Mientras que para la Dra. Lorena Villagra, el procedimiento realizado fue de una muy alta complejidad, tomando en cuenta que la paciente, además no contar con un acceso femoral, representaba un alto riesgo debido a sus comorbilidades, principalmente al presentar una muy deteriorada función cardíaca y enfermedad coronaria previa. Destacando a su vez que ni siquiera, en los centros médicos de mayor caudal de pacientes, tales como la propia Fundación Favaloro o el Hospital Italiano en Buenos Aires, es un procedimiento que se realice de manera rutinaria, justamente por la complejidad del acceso.
La profesional explicó que “Este trascendental hecho nos abre nuevas perspectivas y también nos permite ampliar más a fondo la selección de los pacientes, quienes son pacientes complejos que, hoy por hoy, ya se pueden abordar a través de esta técnica”. Y agregó, “Una cosa es lo que uno ve, escribe y lee. Y otra, llevarla a la práctica. Así que, para un TAVI, ya podemos contar con un nuevo abordaje que, sin dudas, representará una vital opción para nuestros pacientes y podrá ampliar el caudal de los mismos”.
Por su parte, el Dr. Mendiz concluyó manifestando que “estas técnicas, muy poco comunes, ya se pueden hacer en Catamarca. El trabajo en equipo permite llevarlas a cabo para los pacientes locales, quienes anteriormente, se tenían que trasladar a otras provincias del país para su tratamiento”, cerró.
Facebook
INSTAGRAM
Abrir chat
Contactanos ahora
👩‍💻 Gracias por comunicarte con Sanatorio Junín.
¿En qué te podemos ayudar?